Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

Mezcolanza de cosas, o cómo desgarrarse por dentro sin saberlo

Imagen
Apatía.
Apatía en forma de tranquilidad.
Tristeza.
Tristeza en forma de contemplación.
Añoranza.
Añoranza en forma de nostalgia.
Anhelo.
Anhelo en forma de llanto.



Lágrimas saladas
resbalan por mi cara.
He expulsado al silencio
que acechaba mi pecho.
Pero eso no significa 
que me encuentre tranquila.
Desahogarse no significa curarse.



Desahogarse a veces significa desgarrarse,
por dentro.







(A todo esto: menudo título más largo. Casi tiene más letras él solito que el poema o cosa escrita ahí arriba.)


Religión y reflexión

Acabo de tener una muy interesante y algo "alocada" (a falta de término mejor. Lo siento, pero estoy algo espesa ahora mismo y no me salen las palabras tan fluidamente como otras veces.) discusión/conversación con Daniel Rozo en Twitter, lo que me da la excusa perfecta para poner uno de mis microrrelatos que aún andan por ahí sin subir al blog:


Religión y reflexión
Las religiones han inculcado a los hombres cómo deben vivir, pero no les han explicado porqué deben vivir de la forma en la que ellas les dicen, no les explican porqué eso debe ser así y no de otra manera. Han programado máquinas, sin dejar que éstas entendieran el porqué de esa programación específica. Los han programado para obedecer; sin posibilitarles el ejercicio de la razón, sin dejarles realizarse en el conocimiento, en la evolución como personas que realmente son. Yo digo que las nuevas religiones deben encauzar a los hombres hacia el conocimiento y la iluminación, encauzarles hacia la sabiduría y la reali…

She, the girl with the blue eyes

Imagen
She, the girl with the blue eyes, is staring at the sky.




All she knew, all she loved, is destroyed.




Noone else remains, but her.




And she's lost.



Her injuries aren't physical. Her look is absent.She looks, but doesn't see anything.



Everything she cared for is destroyed by the flames. 



All her beloved people are dead.



Now, she hasn't anything.


Not even hope.



All was taken from her...




"Los que odian" ("Haters"), por Laurell K. Hamilton

Imagen
Te odiarán. Alguien, en algún lugar, alguna vez, te odiará. Va a ocurrir en algún momento de tu vida, probablemente varias veces. No podrás ser lo suficientemente amable, o lo suficientemente bueno, o dar el suficiente miedo, o ser lo suficientemente bravucón, para impedirles que te odien. ¿Por qué te odiarán? Hay tantos motivos. Aquí hay sólo unos pocos. Puede que te odien por el color de tu piel, por tu orientación sexual, porque eres más guapo de lo que son ellos, porque eres más feo que ellos, más popular, menos popular, por tu religión, por tu falta de religión, porque tienes más éxito que ellos, porque tienes menos éxito, porque eres mejor atleta  de lo que ellos podrán ser alguna vez, porque eres peor atleta de lo que ellos son ahora, porque dejaste caer una pelota, porque atrapaste una pelota, porque anotaste un touchdown, porque estropeaste un touchdown, porque escribes mejor de lo que ellos podrán escribir alguna vez, porque tienes una familia feliz y ellos no, porque estás…

Ray Hurxley (título provisional)

Aquí dejo la primera parte de un relato corto nuevo en el que estoy trabajando, para ir abriéndoos la boca:

Los cálidos rayos del sol caen de forma oblicua, arrancando brillantes destellos de la superficie del mar. De las olas, que se mueven tranquilamente de un lado para otro, como jugando a un juego que sólo ellas conocen con el astro rey, intentando escapar de su toque para luego acercarse a él de nuevo.
El mar está muy en calma. Las olas parecen deslizarse con pereza más que que chocar contra las rocas. Está todo tan en calma, que casi se parece a la superficie de un lago: es un oleaje pequeño, suave, podría decirse que casi tímido. El agua golpea mis piernas, con delicadeza.
Estoy sentado en la orilla, en la parte escarpada de una playa virgen, de granos de arena dorados. Detrás de mí sólo están las rocas; delante, el océano, que se extiende hasta donde alcanza la mirada.
Es una vista preciosa. Está casi anocheciendo, casi es la puesta de sol. Queda la suficiente luz como para poder …